“Nadie puede tener duda de mi personalidad”: Poncho Zuleta

Cuando invité a Tomás Alfonso Zuleta Díaz a conversar de lo divino y humano, lo que en términos coloquiales es una entrevista “saca tripas”, aceptó de inmediato. “Pregunte todo hoy, y mañana también”, dijo de manera jocosa.

Se sentó y comenzó el interrogatorio inicialmente sobre el homenaje recibido con su hermano en el pasado Festival de la Leyenda Vallenata.

“Doy las más grandes gracias en nombre de mi hermano Emiliano, de mi familia, a todos los que hicieron posible esta grandiosa fiesta. Este homenaje lo recibimos desde el principio con toda la humildad y toda la alegría, sintiéndonos siempre comprometidos con el folclor, con la causa vallenata”.

Hizo una pequeña parada y añadió. “En síntesis, un Festival Vallenato hermoso que transcurrió en orden y con una solidaridad única. Se volcó gente a Valledupar de todo el mundo. Supe de buena fuente que se dieron cita más de 220 mil visitantes. Esto generó un entusiasmo increíble y reactivó la economía de esta zona del país”.

Poncho Zuleta siguió con las cuentas y esta si le gustó y sonrió. “En el Festival Vallenato según algunos datos que supe de buena fuente, nos bebimos, óigase bien, nos bebimos 30 mil cajas de Old Parr”.

Volvió a aterrizar en lo del homenaje y dio las gracias a la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, y exaltó a su hermano Emiliano.

“La Fundación Festival se jaló un certamen supremo y mi hermano como siempre mostró su grandeza musical, su sapiencia, su maestría. A pesar de los años que han transcurrido, mi hermano sigue demostrando que es un campeón de campeones”. Enseguida pidió un aplauso a los pocos que escuchaban la entrevista.

Ese aplauso lo animó y habló del nuevo Rey Vallenato Jaime Dangond Daza, a quien conoce porque “es un fiel seguidor del vallenato auténtico, un joven que le gusta la parranda”.

Sin más preámbulos expresó. “Felicitaciones para Jaime, quien es una gran promesa del folclor vallenato. Además, en otro orden de ideas, quedé asombrado de la cantidad de concursantes merecedores de ese galardón de Rey Vallenato, todo porque en el vallenato cada vez crece más la grandeza de estos jóvenes y de los veteranos que no bajan una línea. La escogencia de Jaime Dangond Daza fue un gran acierto por parte del jurado que vio en él un dechado de virtudes”.

50º Festival Vallenato

Con toda la serenidad que lo caracteriza Poncho Zuleta hizo énfasis en el 50º Festival de la Leyenda Vallenata que tendrá lugar el próximo año del 26 al 30 de abril.

“Todos tenemos que aportar para el Festival Vallenato número 50. De esta manera el gremio de artistas, acordeoneros, cantantes, compositores, verseadores, cajeros, guacharaqueros, y demás familia del folclor, debemos unirnos porque se trata de una fecha histórica. Además será Rey de Reyes en su cuarta versión. Ya para la historia tenemos a Nicolás ‘Colacho’ Mendoza, señor maestro; a mi regio acordeonero Gonzalo ‘El Cocha’ Molina, y al gran Hugo Carlos Granados, Rey de Reyes de dinastía. Y por último los 50 años de la creación del departamento del Cesar. Soberano festejo el próximo año”.

Poncho se llenó de nostalgia al realizar un recorrido por estos hechos folclóricos, culturales y musicales y anotó. “Les confieso que soy un humilde guardián del folclor y cada vez que las circunstancias lo exijan seré un fiel soldado del Festival Vallenato”.

Nada más pronunció estas palabras los presentes lo aplaudieron y ese aplauso lo animó a declarar. “Al artista lo hace el público y un público henchido, alegre como el de la noche final del Festival Vallenato, hizo que me desbordara repartiendo besos a mis hijos, a mis amigos, dándoles vivas a la vida, viva a la democracia, vivas a todo. Todo pasó porque me emocioné como lo hace cualquier ciudadano de ver tanta hospitalidad, tanta alegría, tanta grandeza. Ver como transcurrió el Festival Vallenato para mí fue muy motivante y por supuesto, yo tenía derecho a tomarme mis tragos”.

Materialista

Al entregar esa declaración se puso de pie, pero antes de que diera un paso llegó la pregunta sobre el hecho sucedido con el cantante Silvestre Dangond. Sin inmutarse y como desde el principio, habló sin pelos en la lengua.

“Los padres besan a sus hijos. Mi papá me enseñó eso a mí y eso es algo que viene de los sentimientos, máxime cuando una persona como yo a ese colega Silvestre que lo quiero, que lo cargué en mis brazos cuando nació, que lo apadriné, que me orinó las piernas, que es un hijo para mí. No le veo nada. Entonces, nadie puede tener duda de mi personalidad”.

Guardó un poco de silencio y continuó. “Me gustó una nota que publicó en El Tiempo el abogado, compositor y mi gran amigo Adolfo Pacheco Anillo, donde cantó la tabla de lo que somos los guajiros”.

Volvieron los aplausos y cuando había dado unos pasos se le indagó. ¿”Pero a usted le gusta la canción ‘Materialista’? Se regresó de inmediato para contestar.
“Claro, si esa letra es bien buena porque habla de rumba, en nuestra caso es parranda, de dinero, de fama, y a ¿quién no le gusta? Tiene una letra llamativa, y una melodía bien alegre que llama a bailar”.
Poncho Zuleta se fue sonriendo y cantando:
Materialista, interesada
lo tuyo es rumba, dinero y fama
sino es con visa, negra o dorada
entonces dudas, para enamorarte
de un buen hombre ¿por qué?

Les confieso que soy un humilde guardián del folclor y cada vez que las circunstancias lo exijan seré un fiel soldado del Festival Vallenato”.

Por Juan Rincón Vanegas
@juanrinconv

Comments

comments