Guillain-Barré, la enfermedad que padeció Diomedes Díaz

Cuando Diomedes Díaz se preparaba para trasladarse a los estudios de grabación de la Sony Music em 1998, donde adelantaba su último disco, le dijo a uno de sus asistentes que sentía su brazo izquierdo dormido y perdía la movilidad. Minutos más tarde sentía que todo el cuerpo se le adormecía.

Preocupado por lo que le estaba sucediendo, se dirigió por sus propios medios a la Clínica donde horas más tarde le diagnosticaron complicaciones neurológicas, conocidas en el campo médico como síndrome de Guillain-Barré.

Las directivas de la Clínica Reina Sofía aclararon que la situación médica de Diomedes Díaz nada tiene que ver con tóxicos y que su estado clínico es de mucho cuidado, por lo que los médicos dispusieron vigilar permanentemente su función respiratoria para decidir su posible ingreso a la unidad de cuidados intensivos.

Los médicos explicaron que está enfermedad inmoviliza temporalmente el cuerpo y su recuperación depende de tiempo, cuidado e intensas terapias, las cuales pueden durar hasta 90 días.

Un examen de orina realizado a Diomedes Díaz dio positivo para cocaína en una muestra cualitativa, sin embargo el propio director de la Clínica de Toxicología, Manuel Uribe Gama, aclaró que este resultado no es un ciento por ciento seguro ya que la presencia de otras sustancias como la cafeína puede resultar un falso positivo.

Si la persona no tiene signos y síntomas compatibles con intoxicación por cocaína lo cual es determinado por un médico que a su vez consigna su criterio en una historia clínica, hay que dudar todavía más del resultado positivo en una prueba cualitativa como la que se practicó al señor Díaz, explicó Uribe Gama.

Ese día, la Fiscalía llamó a juicio a Diomedes Díaz por la muerte de su amiga Doris Adriana Niño García bajo cargos de homicidio culposo. También ordenó investigarlo por violar presuntamente el Estatuto de Estupefacientes. Doris Adriana murió el 14 de mayo del año de 1997 luego de asistir a una reunión en el apartamento del cantante en el norte de Bogotá. Su cuerpo fue abandonado por uno de los escoltas del cantante en las afueras de Tunja (Cundinamarca).

El abogado del artista, Evelio Daza Daza, aclaró que Diomedes está acatando rigurosamente el compromiso adquirido con el fiscal que avaló su libertad condicional en el sentido de que no puede consumir bebidas alcohólicas ni estupefacientes y muestra de ello es que en la muestra de orina tomada al artista no se encontraron residuos de estas sustancias.

Familiares y amigos se agolparon al frente del centro médico para respaldar a Diomedes y dar fe de que el cantante vallenato lo único que ha hecho desde que recuperó su libertad es trabajar día y noche en la grabación de su último disco.

Daza dijo que el artista, a pesar de su delicado estado de salud, se encontraba anímicamente bien y se está esforzando para lograr su recuperación lo más pronto.

Recuperación meses después en Valledupar

Diomedes Díaz llegó a Valledupar y fue tratado por el cardiólogo Rony López y los fisioterapeutas Carlina de Pantoja y Antonio Bolaño Mendoza.

Diariamente Diomedes se le realiza rondos jornadas de terapias físicas y respiratorias en la mañana y noche.

La terapista Carlina de Pantoja, encargada de la parte física, explicó que Diomedes mejoró la fuerza muscular a través de las estimulaciones eléctricas que permitieron el fortalecimiento en todo su cuerpo.

Antonio Bolaño, le practicó al cantante las terapias respiratorias a base de nebulizaciones oxigenadas con el objetivo de brindar una buena higiene bronquial y recuperar la función del aparato respiratorio.

Los especialistas conceptuaron que el estado de ánimo del famoso cantante vallenato fue un factor importante en este proceso ya que ha demostrado siempre la fuerza de voluntad para realizar todos los ejercicios físicos y respiratorios que requiere el tratamiento.

Sobre el Guillain-Barré

El síndrome de Guillain-Barré, también conocido como síndrome de Guillain-Barré-Landry, es un trastorno neurológico autoinmune en el que el sistema inmunitario del cuerpo ataca a una parte del sistema nervioso periférico, la mielina, que es la capa aislante que recubre los nervios. Cuando esto sucede, los nervios no pueden enviar las señales de forma eficaz; los músculos pierden su capacidad de responder a las órdenes del encéfalo y éste recibe menos señales sensoriales del resto del cuerpo. El resultado es la incapacidad de sentir calor, dolor y otras sensaciones, además de paralizar progresivamente varios músculos del cuerpo.

Comments

comments